Jane y Alec Vulturi

Jane y Alec Vulturi

domingo, 10 de enero de 2010

:CapítuLo 6:

Y entonces supe porqué estuvo demasiado serio Alec al hablar con Demetri.
Estoy loca...eso no puede ser cierto. Peroyo misma me corrige, No debe ser cierto. No podía...no, era imposible. Simplemente. Formulé una excusa poco creíble, a mi parecer, Me volví loca. Nada más. Punto. Cada vez que volvía a pensar en eso, sentía que, si hubiera podido, me hubiera sonrojado al máximo. Así que sacudí esas ideas de mi cabeza e intentaba pensar en otra cosa. Pero el recuerdo me acechaba de nuevo, y supe que, si seguía sola, el recuerdo me iba a inquietar más. Me propuse buscar a Chelsea. Bianca debe estar con Alec. Ese pensamiento hacía que sonriera. Mi hermano era feliz al fin.Se notaba en su rostro, en su voz, en todo. No tade mucho buscándo a mi amiga,pero, desgraciadamente (para mi) estaba con Afton. Genial. Bueno, ¿Y ahora que se supone que haga? Heidi... Con ella no había demasiada intimidad, éramos conocidas, amigas...no. Renata? También era un cero a la izquierda. Las dos eran mayores que yo, unos cinco años, al igual que...
-Hola, Jane.-Saludó Demetri. Excelente.Pensé, sarcásticamente.
-Hola.-Respondí con aire de indiferencia.
-Qué haces sola?
-Pensaba buscar a Chelsea, pero se encuentra con Afton, y Bianca está con Alec, asi que...-Terminé con una mueca- Y tu?
-Yo...nada.-Él finalizó con una sonrisa.
-No estarías con Heidi, qué sé yo..
-No.
-No?
-Prefiero estar contigo-Me sonrió. ¿Qué le pása? Creo que quería que le respondiera algo. Desvié la mirada. Él retomó la conversación.
-Quieres salir a la ciudad? Está nublado.-Sugirió, de repente.
-Contigo?-Pregunté tontamente.
-Conmigo, obviamente.-
-Ehh..claro.-¿Por qué no? Ironizéun poco histérica, para mis adentros.-Con quién iremos?-
-Ya que Chelsea y Bianca no están disponibles, creo...-
-Y Heidi y Renata?-Me miró significativamente.
-Están allá, con Santiago...si quieres, nos encontramos con ellos allá.-Por su mirada, percibí que lo que menos quería era eso.
-Bueno-apunté-Vamos.
-Vamos-Dijo sonriente y me tomó la mano.
Llegamos al centro de la ciudad, donde se había montado un escenario, y estaban tocando algunos grupos de rock. Estaba atestado de gente. Pronto visualicé a Renata y Heidi, acompañadasde Santiago. Demetri paró.
-Quieres ir con ellos? Segura?-Perguntó antes de dirigirnos a ellos.
-Bueno...yo...-¿Qué le decía? Que quería ir con ellos y no estar a solas con él?- No quiero ir con ellos, todavía.- Él esbozó una gran sonrisa.
-Ok.-
Nos sentamos en una banca que había allí. A ninguno de los dos nos mostrábamos interesados por el pequeño concierto. Debía admitir que, con él me sentía segura, aunque supiera que nadie podía hacerme daño.
-Jane.
-Si?.-Desperté de mis cavilaciones. Me hallaba recostada en su hombro, pensé que eso lo había molestado, así que me separé rápidamente.- Lo siento, yo no, yo no sabía, disculpa...-
-No, no- se acercó a mi-no, estás equivocada, eso no me molesta.-Dijo, medio divertido. Sus ojos adquirieron un ardiente color carmín.¿O solo yo veía eso?-Quería decirte...recuerdas esa vez que me preguntaste de qué había hablado con Alec?-
-Si...-Oh no.
-Bueno, es por lo siguiente...Yo...le dije a tu hermano que he estado sintiendo cosas por ti los últimos meses. Quería que él lo supiera, por que aprecio a tu hermano, y me parecía deshonesto no decirle tal cosa...pero, yo sólo quiero que lo sepas, porque...porque no quiero mentirte. Ni que otra persona te lo cuente.- Yo estaba escuchando demasiado sorprendida. Yo sabia que él sentia algo por mi, pero me dejo...anonadada que me lo haya dicho.
-Yo..eh..-Vacilé
-No te estoy pidiendo nada, aún. Sólo quería que lo sepas.-Susurró, poniendo su cara sobre mi pelo. Un escalofrío, nada malo, por cierto, recorrió mi piel, aunque él lo percibió de otro modo.
-Lo siento-Murmuró
-No, no, Demetri, yo...- No terminé la frase, me recosté sobre su hombro, y le di un beso en su mejilla. Él sonrió, feliz. Mientras veíamos pasar la tarde, el concierto, las personas y todo eso, me pareció que apenas habían pasaso unos minutos. No, esto no debe ser amor. ¿Cómo iba a reconocerlo? Nunca me había enamorado. De nadie. Absolutamente nadie. Cuando me di cuenta del tiempo, acaté:
-Deberíamos regresar.-Demetri me miró, extrañado, luego miró a su alrededor, y comprendió. El igual no se habí percatado del paso del reloj.
-Ah.-Repuso con una sonrisa. Se la devolví.Me tomó de la mano y regresamos. Cuando llegamos nos encontramos con Bianca y Alec. Me solté de Demetri. Desafortunadamente. todos se dieron cuanta de aquello. Los dos hombres me miraban confundidos. Bianca me miraba cordialmente.
-Demetri, Jane.-Saludó Alec. Bianca me miraba, extasiada.
-Hola.-Saludamos
-Aro te busca, Demetri.- Informó mi hermano.
-Bueno...eh, Jane.-Me lanzó una sonrisa y me dio un beso en la frente. Despidió con un gesto a los demás. Apenas se fue. Bianca me observaba y ensanchaba más su sonrisa.
-Son novios?-Preguntó. Alec me miraba seriamente. ¿Que había hecho?
-No.-Respondí.
-Bianca, por favor, nos dejas solos?-Sugirió Alec. Cuando ella lo miró, asintió sin preámbulos. Cuando ya no se encontraba cerca, comenzó:
-¿Qué pasa, Jane?¿Demetri?-Inició, un poco furioso.
-Qué tiene?-Pregunté inocentemente.
-Tiene 5 años más que tú!
-Y?
-No me agrada, al menos en el sentido de estar contigo.
-Al menos deberías habermelo contado- Mascullé.
-Que?
-El me lo contó, Alec! Por qué no me lo dijiste?! Tu quieres que sea feliz?!-Imploré, sollozando.
-Claro que quiero!
-Pues no parece!-El rostro de Alec quedo demacrado en tristeza. Me arrepentí de haber dicho eso.No era justo. El me queria mas que nadie. Respire hondo y razoné.-Lo siento, pero ¿por que no lo mencionaste?
-Demetri es buena persona. Cuando me lo dijo sentí que lo decia con buenas intenciones, pero creo que no estás enamorada de el.
-Cómo puedes decir eso?!
-Lo sé. Tu lo quieres mucho, pero nada más.- Me encogí ante tal respuesta.
-Eso tu no lo sabes.-murmuré.
-Pero sí sé que es el amor.- Lo miré con verdadera pena.¿Por qué me decía eso? ¿Desde cuando era tan frío conmigo? Tenía ganas de llorar. Cuanto deseaba poder llorar! El se dio cuenta de eso.
-Lo siento, no quise...-
-Está bien, era lo que querias decirme,¿algo más?-Lo interrumpí. Se quedo callado.-Bien, me voy.- Salí de ahi con la cabeza gacha, nunca me había peleado con Alec, porque el nunca se había puesto así conmigo. Sentí que quería morir. Me sentí verdaderamente fatal cuando dijo esa frase. Cuando me retiré vi a Bianca que, al juzgar por su cara, había escuchado todo. Quiso hablar conmigo, pero negué con la cabeza. Me fui a mi habitación. Sollozaba, casi al punto de parecer que estuviera llorando. Amaneció.

2 comentarios:

  1. ='( ES TARADO ALEC O QUE?! ='( Me encanta tu novela seguila por favor =')

    ResponderEliminar
  2. :'( que le sucede a Alec???? casi llorro :'(

    ResponderEliminar

Hola..! Espero que les haya gustado el cap.! Gracias por leer mi historia :D